sábado, 19 de diciembre de 2009

Navidad es tiempo de 'navos'

Otro año, otro delirio de compras, otro frasco de bicarbonato.
FELICES FIESTAS PARA TODOS, y que las navidades no os enturbien las vacaciones. Con cariño demente, aunque sincero,

Pepi Toria




viernes, 11 de diciembre de 2009

Manda... mientos

Tres meses después de que moisés bajase la montaña con las dos tablas debajo del brazo, dios encargó a una prestigiosa consultoría un estudio sobre el impacto de los mandamientos sobre el pueblo judío. Aparte del hecho de que la consultoría tardó dos semanas en hacer el estudio y veintitrés en picar el informe sobre piedra, dicho estudio apuntaba claramente el siguiente fenómeno: el pueblo estaba confuso ante la rigidez de los designios divinos y, en su afán por cumplirlos y mantenerse entretenidos, se habían empezado a aficionar al préstamo de efectivo con unos intereses razonables.


Anécdotas aparte, la solución sugerida por el informe era reescribir los mandamientos con un redactado más genérico, que pudiera adaptarse a cualquier caso. Para ello aportaba a modo de ejemplo un desarrollo alternativo para uno de los mandamientos, así cogido al azar, el quinto NO MATARÁS. La redacción sugerida era algo así:

TÍTULO V. NO MATARÁS

CAPÍTULO 1. DEFINICIÓN
Artículo 67. Acto de matar
Se considera el acto de matar, aquella acción directa o inducida que produce inevitablemente el cese de la vida.

CAPÍTULO 2. DETERMINACIONES DE CARÁCTER GENERAL
Artículo 68. Ámbito de aplicación
Estarán sujetas a las disposiciones del presente Título, únicamente aquellas acciones que cesen la vida del ser humano. La condición de humano es la definida por el Reglamento que desarrolla la presente Ley.
Artículo 69. Uso
Discrecional, y en canarias una hora más tarde.
Artículo 70. Supuestos exonerativos
Aquellos bajo los cuales se produce la involuntariedad de los actos, tales como “yo es que estaba mu loco…”

CAPÍTULO 3. DISPOSICIONES ADICIONALES DE CARÁCTER EXCLUYENTE
Artículo 71. Principio de equidad
Se lo merecía.
Artículo 72. Principio de correspondencia
Él me mató primero.
Artículo 73. Principio de superación
Dijo que no me atrevería.

CAPÍTULO 4. DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Artículo 74. Moratoria
No aplicarán las determinaciones de este Título a aquellos actos comprendidos en los tres meses posteriores a la entrada en vigor de la presente ley. Aproveche, últimos días.
Artículo 75. Actos premeditados
Los asesinatos ocurridos con posterioridad a la entrada en vigor de la presente ley, de los cuales se demuestre su premeditación con anterioridad a la misma, quedan exentos de aplicación. Busque un minuto para su suegra.
Artículo 76. Derecho al tanteo y retracto
Las tentativas de asesinato de carácter reincidente no serán objeto de aplicación de la presente ley, pero a ver si nos aplicamos.

En vista de las evidentes ventajas que aportaba la propuesta, dios encargó la reedición de todos los mandamientos en el nuevo formato, a la vez que empezaba a pensar en organizar un cuerpo de élite destinado a ayudar a los hombres a interpretar las nuevas y complejas leyes. Como los ángeles estaban demasiado ocupados con el tema de la mensajería y lo de irse apareciendo por ahí, dios recordó a un grupo de insurgentes a los que había expulsado del cielo: los caídos, así que volvió a reclutarlos y les encomendó el departamento de nueva creación de Gestión de los Mandamientos. Y después de aquello, las cosas empezaron a funcionar de rechupete:

- dios se tomó un merecido descanso,

- el pueblo elegido empezó a invertir los beneficios de los préstamos en “cosas de gran alcance” como el cine, claro,

- los ángeles empezaron a usar internet para sus trabajillos y así les quedó más tiempo para depilarse el pecho,

- y los caídos fundaron una corporación independiente a la que llamaron colegio de abogados.

viernes, 4 de diciembre de 2009

'Sublimar' se va a acabar

Existen en el mundo una serie de cosas que pareciera que sólo pudieran hacerlas un reducido grupo de elegidos, y estamos hoy aquí para demostrar que la sublimación NO ES una de ellas. Basta con buscar su definición en el diccionario para darse cuenta de que se trata de algo bastante sencillo y que lo que es sublimar, al final sublimamos todos:


1. Engrandecer, exaltar.
Lo que sucede cuando llevas tres meses viviendo solo y vuelves a probar los macarrones de tu madre.

2. Pasar un cuerpo directamente del estado sólido al estado de vapor.
Lo que sucede cuando el banco tasó tu piso por cuarenta millones pero sólo lo consigues vender por veinte.

3. Transformar ciertos instintos o sentimientos inferiores o primarios en una actividad moral, intelectual y socialmente aceptada.
Lo que sucede cuando hacemos algo feo y queremos que parezca bonito, o sea, constantemente.

Y es que el ser humano parece estar genéticamente diseñado para cumplir con esta tercera acepción, tal y como demuestra a lo largo de todas las etapas de su vida:

- Al plantar tu primer garabato en la pared del comedor.
‘¿Te gutta mi cattillo?’

- Al ser desmantelado tu primer alijo de revistas chungas.
‘¿Pero habéis visto qué claroscuros?’

- Al ser pillado mirando una porno.
‘Éstos de Dogma cada vez se pasan más…’

Porque ya no se trata de que el ser humano sublime constantemente, es que a veces hasta pre-sublima, o sea, primero dice lo bonito y luego hace lo feo. Ejemplo: ‘Te voy a comer to lo negro’ (eso es lo bonito), y va y lo hace tal y como ha dicho (eso es lo feo). Luego hay sublimaciones de esas que se acaban volviendo en contra. Ejemplo: ‘Ya acompaño yo a casa al pibón de tu prima que además es ninfómana, la pobre’ (pues ya te diré mañana que mi prima se llama Ramón y que además es campeón de lucha libre). Y por si le parecía a usted poco, también están las sublimaciones inducidas. Ejemplo: ‘No le digas a tu madre que fumo porros’ -‘Pues dile que te lo han recomendado en el club de lectura, abuela’-.

Y justo cuando empezaba usted a pensar que sublimando era capaz de hacer algo fuera de lo común, resulta que en la tele lo hacen constantemente:

- Jugar al fútbol / hacer la guerra
- El romanticismo / casarse
- Las tertulias de opinión / masturbarse

En base a todo lo dicho se concluye que sublimar se va a acabar, y es que si todos sublimamos, lo sublime dejará de serlo y no quedará otra opción que decir las cosas tal como son, de lo que se deduce que la humanidad, en su infinito pudor, dejará de practicar el sexo y medio mundo se dedicará exclusivamente a hacer la guerra y el otro medio, a casarse y a masturbarse… anda, igual que ahora.