martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz 2014

o «Comerse la galleta»
Antes, cuando varias personas se reunían para charlar y comer galletas, siempre llegaba el momento en que solo quedaba una en el plato y alguien preguntaba «¿Puedo coger la última galleta?». Pero hoy, que las preguntas han logrado suscitar mayor expectación que las respuestas, la misma escena no transcurriría con la misma naturalidad y el sujeto en cuestión pasaría un buen rato debatiéndose ante la fórmula más adecuada:
«¿Qué pensaríais de mí si yo cogiera esa galleta?»
o
«¿Alguien siente alguna ligera inclinación hacia esa galleta?»
o
«¿No os molesta ver esa galleta ahí sola en un plato tan grande?» 
y si la respuesta fuera SÍ
«¿Y qué pensaríais de mí si yo cogiera esa galleta?»

Es por eso que cada vez resulta más difícil felicitar las fiestas y el año nuevo con las fórmulas genéricas de siempre, por lo que a continuación os dejo una batería de felicitaciones y que cada cual se acoja a la que más le convenga:
  • Si consideras que el 2013 solo te ha aportado satisfacciones: te deseo que el 2014 te deje igual de satisfecho, pero esta vez sin drogas.
  • Si el 2013 te ha resultado simplemente llevadero: te deseo que el 2014 lo lleves igual de bien y, a ser posible, te animes a ampliar tus expectativas.
  • Y por último, para el caso que el 2013 haya sido para ti un año de mierda: te deseo que lo guardes en tu memoria como EL GRAN año de mierda, ergo el 2014 y todos los que vengan serán necesariamente mejores.

Un beso muy grande y comeros la galleta.